En Europa, los niveles de absentismo laboral, de desempleo y de solicitudes de incapacidad permanente relacionados con el estrés y los problemas de salud mental han ido en aumento, pudiéndose atribuir alrededor del 10% de los problemas crónicos de salud y de incapacidad a trastornos mentales y emocionales. 

El coste económico de los trastornos de salud mental en Europa se estima en 240 billones de euros anuales. Más del 50 % de ellos (136 billones) se deben a la pérdida de productividad producida, en parte, por el absentismo laboral.

Entre el 11 % y el 27 % de problemas de salud mental pueden atribuirse a las condiciones de trabajo
El coste directo de estos trastornos oscila entre 150 y 372 millones de euros 
En España, solo el estrés laboral provoca casi el 30 % de las bajas laborales
2,78 millones de días de baja laboral temporal por enfermedades mentales son atribuibles al medio laboral, lo que equivale a 170,96 millones de euros
Las pérdidas laborales estimadas derivadas de los problemas de salud mental de origen laboral, oscilaron entre los 235 y los 250 millones de euros
Se estima que entre el 50 y el 60% de las jornadas de trabajo perdidas se atribuyen al estrés relacionado con el trabajo
Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo):
  • En 2020 el 60 % de los empleados han sufrido depresión o ansiedad. 
  • El 50 % de los días laborables no productivos son consecuencia de los efectos nocivos del estrés en la salud de los trabajadores.

* Estos datos provienen de los últimos informes disponibles (de 2010 a 2014) por lo que  es posible que existan variaciones al alza.

Beneficios de promover la salud mental en el entorno laboral

Desde distintos ámbitos, tanto nacionales como internacionales, se describen los beneficios que reporta a las empresas promover la salud mental, a modo de resumen destacamos los siguientes:

Permiten reducir el absentismo, aumentar la productividad y mejorar el clima laboral
Cuando las personas cuentan con un buen nivel de salud física y emocional, rinden más
Además, cuidar de la salud de las personas ayuda a captar talento de calidad, especialmente entre las nuevas generaciones
Aumenta el compromiso con la organización porque mejora la motivación y la comunicación entre los trabajadores
El valor reputacional de una organización con un buen clima laboral se refleja a todos los niveles. No solo mejora su imagen como empresa empleadora sino que el trato que reciben clientes y proveedores por parte del personal se verá positivamente influenciado
Un buen clima de salud emocional en la empresa se refleja también en el cumplimiento de objetivos, tanto los individuales como los del equipo y de la organización
Facilita liderazgos más saludables y genera círculos virtuosos: las actitudes positivas obtienen mejores respuestas