Programa de respiro familiar
Programa financiado por:
Logo IRPF GVA

Respiro familiar

El programa ‘Respiro familiar’ pretende mejorar la autonomía personal de las personas con problemas de salud mental, a través de las estancias temporales de acogimiento, el apoyo en situaciones de emergencia, los acompañamientos diurnos y nocturnos (actividades de ocio y tiempo libre, socio comunitarias, de fines de semana). A su vez el programa también aspira a dar un descanso a las familias, y aliviar las tensiones que puedan aparecer por el cuidado continuado.

Objetivos:

  • Mejorar la convivencia en el ámbito familiar a través del alivio de las situaciones de estrés. Es fundamental para mejorar y mantener a largo plazo la convivencia en el ámbito familiar.
  • Favorecer el bienestar de las personas con problemas de salud mental y sus familiares.
  • Atender necesidades de apoyo derivadas de situaciones de emergencia.

 

Hay que tener en cuenta que las personas con problemas de salud mental pueden sufrir, a lo largo de su vida, etapas de aislamiento social, marginación, sobreprotección familiar, etc… Desde la Federació Salut Mental Comunitat Valenciana, entendemos que para paliar, en la medida de lo posible, estos episodios de la vida de la persona con problemas de salud mental, no sólo se debe actuar desde el tratamiento farmacológico y la rehabilitación, sino también es necesario insistir en acciones que fomenten la autonomía personal de las personas con problemas de salud mental a través de actividades que promuevan los hábitos de vida saludables, la participación social y el empoderamiento.

Disponer de un recurso como el que ofrece este programa proporciona una vía de escape a las familias en las que hay una persona con problemas de salud mental para intentar paliar algunas situaciones de conflictividad entre sus miembros ya que, en el caso de no ser paliadas, se puede producir una ruptura de la unidad familiar debido a una situación de falta de ingresos de alguna de las personas que componen la unidad familiar. Si, además, esa situación de falta de ingresos recae directamente sobre la personas con problemas de salud mental, el riesgo de caer en situación de pobreza se intensifica.